Ferias a las que asistiré durante 2011

Reemprendiendo la vieja costumbre de relatar nuestros viajes a la ferias....                

MINIATURITALIA 2011

                                 

 

Viernes 11 de febrero de 2011: las 4 de la mañana y suena el despertador del movil......... el primer despertador de los tres que puse (junto con la radio y el reloj). Me pasa siempre que tengo que estar en el aeropuerto a horas intempestivas: temo no oirlo.... aunque no sé porqué , ya que esa noche duermo poco y mal.

Esta vez no tengo que recoger a Olga. Nos hemos de encontrar directamente en el aeropuerto a las 5:30hs.

Salgo de mi casa con dos maletas.........y con "Max"........."Max" es uno de mis tres gatos. Ha decidido que tenía ganas de salir a estirar las patas. Me ha costado perseguirlo durante dos minutos por la calle hasta que le ha dado la gana de entrar en casa. Por fin, pertrechada con mis maletas con ruedas (por experiencia: siempre maletas con cuatro ruedas) me he ido a Sants, a buscar el tren que me llevó hasta el Prat .... los 3'15 €, que es lo que cuesta el billete frente a los 28 que cuesta el taxi, en esta época de crisis, son una razón de peso para decantarse por este medio de transporte....aunque tenga que hacer de porteadora.

Me encuentro con Olga en el aeropuerto, facturamos las maletas y nos vamos a la puerta de embarque. Bueno, esa era nuestra primitiva intención....vamos hablando..........nos pasamos todas las puertas de embarque hasta que llegamos a la penúltima. Ahí nos damos cuenta de que algo no va bien: nos hemos pasado. Íbamos por la 49 ¡y la nuestra era la 25!. Menos mal que teníamos tiempo. Desandamos el largo pasillo y, finamente embarcamos en un avioncito (por pequeño) de Vueling, rumbo a Milán, donde aterrizamos hora y media después.

Llegadas al aeropuerto de Malpensa vamos a recoger el equipaje. Empiezan a salir maletas y maletas y maletas.... y las nuestras que no salen...... y que no salen... y que no salieron. Nos vamos a reclamar. Resumiendo: sólo diré que nuestras maletas sí estaban....... "pobrecicas", solitarias en la cinta número 5 mientras nosotras las esperábamos en la número 2. Creo que el personal del aeropuerto aún se debe de estar riendo.

Por fin conseguimos llegar a Milán. Dejamos los bártulos en el hotel y nos vamos patear la ciudad. Ya es la 4ª vez que venimos en 3 años, así es que nos la conocemos ... o eso creíamos. Confiadas no cogemos el mapa y nos vamos a ver si por fin conseguimos entrar en un castillo que está cerca del Duomo (siempre lo habíamos encontrado cerrado). Pero se ve que esta vez, el dichoso castillo había tomado las de villadiego...¡porque no lo encontramos!. Nos pegamos la gran caminata y no dimos con él. Por la noche, mirando el mapa, vimos que íbamos bien..... pero el castillo no lo vimos (y puedo dar fé que sigue en su sitio, porque Cristina sí lo visitó esa misma tarde). A ver si el año que viene lo logramos. Un helado, y de vuelta al hotel. Una noche de sueño reparador y un fin de semana de feria. Ver el trabajo de buenos artesanos miniaturistas siempre es gratificante (y ver que al público le gusta tu trabajo, también).

Domingo por la noche: el viaje de regreso a Barcelona transcurrió con total normalidad ... pero a mí me ha costado 3 días recuperarme........ ¡me estoy haciendo mayor........jajajajaj!.

¡Hasta la próxima feria!

Feria de otoño

Madrid 12 y 13 de noviembre de 2011

Jueves por la noche: ultimo los preparativos del viaje. Siempre queda algo por poner en la maleta. Olga se ha venido a dormir a casa: la última vez que cogimos el tren tan temprano, en junio para ir a París, casi lo pierde por culpa del autobús. Desde entonces no se fía y la tengo de huésped la noche anterior a viajar.

Después de 5 horas de sueño (los nervios no dejan dormir más) nos levantamos. Una ducha para despejarme, un café con leche para entrar en calor y nos vamos hacia la estación de Sants: el AVE no espera a nadie. Acomodadas en nuestros asientos y viendo la película, el viaje se hace corto. En poco más de 2 horas y media llegamos a Puerta de Atocha, y un trasbordo de metro después, a nuestra pensión en Chueca. Somos clientas fieles de esta pensión: tiene 8 ó 9 habitaciones y nosotras ya hemos conocido 4. Chueca es un barrio madrileño que nos encanta: sus viejas calles, llenas de tiendas interesantes. Su gente siempre ha sido muy amable con nosotras. Nos dedicamos todo el viernes a callejear (y a comprarme unos tejanos porque los míos se mancharon de verde, aún no se cómo. Me los compré en la cadena H&M, por 9’95 €…….. más barato que en las tiendas de chinos; yo creo que una cremallera cuesta más……..). Esta vez conocimos el Paseo del Prado.

A las 8 de la tarde nos fuimos hacia el hotel de la feria para empezar a montar nuestras mesas. Estábamos cansadas, pero vale la pena adelantar trabajo para no tener que correr antes de la feria. Dan las 9 y media de la noche y nos vamos a cenar con unas amigas catalanas: Maribel, Mon&Mon (Mercé y Montse) y Fil i agulla (Carme y Montse). Cogemos el metro y a cenar de tapas, cervecita va, cervecita viene,……….. muchas risas y nos metimos en la cama a las 2. Al día siguiente nos levantábamos a las 6:30…… Yo sólo dormí dos horas. Pasamos un sábado muy agradable de feria, atendiendo al público, hablando con unos y con otros y, sobretodo riendo mucho. Llegó la hora de cierre y como Carme había reservado mesa en un restaurante y llamado para ver si podían ser dos personas más, nos invitaron a unirnos a su grupo: a mis 48 años por fin he conocido lo que es la noche madrileña ……….. ¡y los huevos estrellados!. Cenamos delante de Casa Lucio. ¡Madre mía, qué cantidad de personal por las calles!.¡ No se podía pasar!. Yo creo que había más gente por la noche que durante el día. Fuimos comedidas y a las 12 de la noche nos acostábamos (yo no podía con mi alma)… y otra vez el insomnio “ocasional”…. Me tomo una pastilla y a dormir … 5 horas…….

El domingo, de vuelta a la feria. El público responde bien y pasamos una mañana entretenidas. Se acaba la feria. Recogemos con tranquilidad y un taxi nos lleva hasta la estación. A las 10 de la noche estoy de vuelta en casa y, por fin, duermo muchas horas seguidas…..

Si hubiera fragmentos de texto y/o fotos que pudieran vulnerar los derechos de autor, ruego me lo comuniquen, con el fin de retirarlos.

Ima

Próximamente estaré en:

Tom Bishop Madrid Noviembre 2013

Tom Bishop Chicago Abril 2014